Celebrado desde hace 18 años

La Asamblea General de Naciones Unidas designó, en 1994, el 17 de junio como "Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía". Este día marca el aniversario de la adopción de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación. Esta convención define a la desertificación como “la degradación de las tierras de zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas, resultante de diversos factores, tales como las variaciones climáticas y las actividades humanas.”

A su vez, la degradación de la tierra se define como la reducción o la pérdida de la productividad biológica o económica de las tierras secas.
 

 

Entre los principales factores que desencadenan esta situación se encuentran la explotación insostenible de los recursos hídricos, que es causa de graves daños ambientales, incluidos la contaminación química, la salinización y el agotamiento de los acuíferos. Pérdidas de la cubierta vegetal a causa de repetidos incendios forestales. Concentración de la actividad económica en las zonas costeras como resultado del crecimiento urbano, las actividades industriales, el turismo de masas y la agricultura de regadío.

Más de 110 países sufren problemas relacionados con la desertificación y la sequía debido a las malas prácticas de gestión del suelo y al cambio climático; cada año se pierden más de 12 millones de hectáreas de suelo productivo por causa de la desertificación. “Las tierras áridas abarcan una superficie del 40% del suelo de nuestro planeta, donde viven las personas más pobres del mundo y las más vulnerables al hambre”. (Ban Ki-Moon, Secretario General de la ONU, 2011).

En septiembre de 2011, en reunión de alto nivel de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre “Abordar la desertificación, degradación de la tierra y sequía en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza”, líderes políticos de todo el mundo destacaron que el compromiso para construir un mundo con tasa cero de degradación de la tierra, sería un importante resultado de Río+20. Por lo tanto, el tema para el Día Mundial de Lucha Contra Desertificación es la neutralidad de la degradación de la tierra.

La Tasa Cero de Degradación de la Tierra (ZNLD: Cero Net Land Degradation) puede lograrse cuando, durante un determinado periodo de tiempo, la tierra no degradada permanece sana y la tierra que ya está degradada es restaurada.

De cara a Río+20, la UNCCD (United Nations Convention to Combat Desertification) proporcionará un análisis de las posibles implicaciones e impactos de esta meta para los responsables de políticas. Este enfoque permitirá a la comunidad global identificar las oportunidades de inversión, lo que ayudará a evitar la degradación de la tierra y a obtener beneficios de su uso sostenible.

Las acciones en protección de suelos deben tener como principal objetivo el desarrollo de una gestión sostenible de las tierras agrícolas, de los recursos hídricos y de la ordenanza del territorio. Sin embargo, las políticas que llevan a cabo la mayoría de Gobiernos en materia agrícola, urbanística e hidrológica se alejan cada vez más de un modelo de desarrollo sostenible que pudiera prevenir la degradación del suelo.


-------
Fuente:

- Ecologistas en acción
- MiMorelia.com
- foto, en google

You have no rights to post comments

Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top