altOrganizaciones ambientales de México y varios afectados denuncian que la constructora española Hansa Urbana "destruirá" Cabo Pulmo, uno de los arrecifes coralinos mejor conservados del mundo en Baja California Sur.

La denuncia pública la efectuaron en Alicante, al este de España, donde tiene su sede Hansa Urbana, la cual adquirió 3,800 hectáreas en el municipio de Los Cabos para levantar este proyecto urbanístico dirigido a turistas de alto poder adquisitivo, con una inversión de 2,000 millones de dólares.
 

El macroproyecto Cabo Cortés, ubicado a escasa distancia del parque nacional de Cabo Pulmo, contempla la construcción de 27,000 habitaciones, similar a la oferta de la turística Cancún, repartidas entre siete hoteles y 10,000 viviendas. También tiene planeados dos campos de golf, un puerto deportivo, lagunas, canales, un aeropuerto privado y otras infraestructuras de apoyo.

Alejandro Olivera, de Greenpeace México, explicó que la reserva de Cabo Pulmo fue bautizada por el oceanógrafo Jacques Cousteau como "el acuario del mundo" por su importancia en el estudio de peces, tanto cualitativo como cuantitativo en la península.

Esta reserva es además el mejor ejemplo de conservación de ecosistemas marinos de México y así está considerado por la UNESCO, que lo ha catalogado como Patrimonio de la Humanidad, y también está en el convenio Ramsar, que protege a los humedales a nivel internacional.

Además de su valor ecológico, la riqueza del arrecife coralino hace que de la pesca en la zona salga el 50% de las capturas del país, algo que quedará perjudicado por el proyecto urbanístico de Hansa Urbana, según Greenpeace.

Olivera aseguró que la construcción del macroproyecto de Hansa Urbana provocará el fin de la reserva marina tanto por las tareas de edificación, como por la actividad residencial y turística, debido a los residuos que generará el movimiento de embarcaciones y la escasez de agua en esa área de Baja California.

Judith Castro, de la asociación Amigos para la Conservación de Cabo Pulmo y miembro de la comunidad local afectada, lamentó que la constructora española quiera "exportar a México el modelo del turismo residencial que ha destrozado la costa de España en las últimas décadas".

Relató que la  constructora cuenta con una licencia parcial de edificación, lo que le permitiría comenzar a construir cuando desee, y ha informado de que hay una veintena de organizaciones mexicanas que luchan para que finalmente esto no ocurra.

"Hansa Urbana quiere llevarse a México la destrucción de la costa de España", lamentó Castro, quien ha recordado que el arrecife coralino sólo vive en un entorno de agua clara, que terminará si se construyen casas y hoteles para una población estimada de 40,000 personas.

Recordó que los 120 habitantes de Cabo Pulmo dejaron de pescar en 1995 para evitar agotar los recursos naturales y que pasaron a gestionar un turismo sostenible, con excursiones de buceo y canoa que les permite ser autosuficientes económicamente.

Según Castro, desde Hansa Urbana les aseguran que el proyecto es viable desde el punto de vista ecológico, aunque los ambientalistas no comparten esta opinión.

Ante esta situación, manifestó su confianza en que, en el último momento, la constructora alicantina cambie su postura y evite trasladar "un modelo de construcción masiva y turismo de 'sol y playa', que ha llevado a las zonas costeras al límite en destrucción ambiental, en corrupción y actividades inmobiliarias".

You have no rights to post comments

Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top